27
Oct
09

EL SEÑOR MO

LA COCINA NO PODIA ESTAR SIN SU MANA PARTICULAR, ES POR ELLO QUE EN CUANTO SUPIMOS DEL SINGULAR MO, NO PUDIMOS MAS QUE TRAERLO A NUESTRO REGAZO PARA QUE DIRIJA NUESTROS DESTINOS

mo2

Año de nieves, año de bienes, reza el refranero. Año de elecciones, año de jodiendas, asegura el dicho popular.

Y en uno de estos estamos, amigo, asediados por babeantes demagogos captadores de votos, atrapados entre la espada y la pared por la propaganda electoral y el proselitismo subliminal, perseguidos por los mayores pelmazos que ha parido madre, los politicos. ¡QUE CRUZ!

Es un sentimiento que Alfredo Espósito, a quien tenemos el honor de presentarles hoy como El Señor Mo, comprende perfectamente.

Y por ello decidió presentarse como candidato al mas alto cargo. Para dejar fuera de juego de una vez por todas a esos encubridores de bribones y manguis, que son los politicos de la actualidad.

Su partido el GUAI, hasta la fecha cuenta sólo con media docena de afiliados, pero oferta al electorado una solución programática sin igual.

El Señor Mo, que hasta hace quince días era artista circense, ha sabido tomarle el pulso a las inquietudes del pueblo español con rabiosa exactitud. Su programa electoral contempla los problemas básicos de la nación ( el desempleo,la droga, la corrupción) desde una nueva óptica.

No cabe la menor duda de que su plan para erradicar el paro va a contar con la unánime aprobación de todos los votantes.

El GUAI propone, por un lado la jornada laboral de media hora, para que cíclicamente, todo aquel que lo desee pueda currelar como un asno (esto podría combinarse con el fin de semana de jueves a martes, otro revolucionario concepto): y por otro lado premiar suculentas primas en metállico y viajes organizados a Cancún a quienes como voluntarios mártires sociales, decidan abonarse al desempleo crónico.No me negarán que es una idea asaz atráctiva.

En cuanto a la bebida se complementaria la distribución gratuita de bebidas alcohólicas entre la población de mayor edad, distribución que se encomendaría a señoritas despechugadas que visitarian solícitas a los votantes en sus domicilios(o en el caso de las señoras, tíos jamones en tanga katanga).

Entre currar media hora, tres días a la semana, y disponer con facilidad de drinkin y gratificación sexual a mogollón, la sociedad española entraría en una nueva era de renacimiento cultural ¡un nuevo Siglo de Oro, señores!.

Claro que, para preservar y potenciar este nuevo orden, tendrían me temo, prohibirse y perseguirse cosas tan deleznables como el fútbol, las radio-fórmulas o los concursos televisivos.

Lejos de la crispación actual y el desencanto político, España volverá a ser el paraíso turístico que fué antaño, por lo que penetrarían las divisas en tropel, con el consiguiente saneamiento de las arcas del estado.

Broche de oro, digno de los mejores estadistas que ha visto la historia, es el plan de El Señor Mo, para atajar definitivamente la corrupción. Es facilísimo, oigan: se trata de reunir a todas aquellas personas que en los últimos veinte años han disfrutado de cargo en la administración, central o autonómica, y fletar un convoy de autocares para su traslado inmediato a europa de allende los pirineos, donde, al tiempo que medran sin medida aprovechando la bonanza económica de los líderes de la comunidad(¡ojo al dato!: sus ganancias serían automaticamente repatriadas, en su integridad, para engordar el tesoro público), harán propaganda de los encantos turísticos (¡el sol, el vino, las mujeres, ¡y olé!) de la recuperada España.

No nos cabe la menor duda que el GUAI obtendrá una abrumante mayoría absoluta en los próximos comicios electorales, sacando a nuestro país de la crisis y llevándonos a nuevos niveles de epicúrea felicidad y consenso social.

Aquí no va a dar palo ni Dios, con perdón.

Claro que esta situación no representará novedad alguna para los españoles (de hecho, somos así desde tiempos inmemoriales y quien diga lo contrario es un iluso o un cursi), pero podremos finalmente dejar de disimular que somos civilizados y trabajadores, como los tontolavas de los europeos, y darnos a la buena vida sin reparos, con la conciencia tranquila y una litrona siempre a punto en el frigorífico.

Cállense la boca los mequetrefes que vean en el ideario político del GUAI una atroz utopía:¿no chamuscaron a Galileo por afirmar que la tierra no era plana y ha resultado tener más redondeces que el trasero de Samantha Fox?.

Con EL Señor Mo rigiendo el destino de la nación desde una roulotte y el parlamento reconvertido a macrodiscoteca, nos va a salir el ocio por las orejas.

NADIE DUDA YA, DE QUE ESTE ELEMENTO DEBIA ENTRAR DE INMEDIATO A NUESTRA HERMANDAD, SABEMOS QUE CON EL VAMOS POR EL BUEN CAMINO.

Anuncios

0 Responses to “EL SEÑOR MO”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


UNA WEB POBLE AMBIENT

LA TELEVISION DE LA COCINA DEL INFIERNO
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: